sábado, 25 de abril de 2009

LOMO CASERONES, DE CASA A CEMENTERIO















¡NUESTRO GRAN ORGULLO!   : 1ª MANIFESTACION POR LA DEFENSA DE NUESTRO PATRIMONIO  ARQUEOLOGICO, DE GALDAR AL TÚMULO DE LA GUANCHA EN EL AGUJERO - JULIO DE 1976. El autor de este blog  está en la foto como unos de los participantes, ¿si te encuentras tú o conoces otras fotos deja tu mensaje? humiaga@hotmail.es

Situación de los Caserones en Gran Canaria

Esquema diacrónico o etapas de la Necrópolis del lomo

NECRÓPOLIS LOMO CASERONES, ALDEA T.M. de S. NICOLÁS DE TOLENTINO, GRAN CANARIA

INTRODUCCIÓN

Este es uno de los primeros artículos que intenta aclarar algunos errores interpretativos que suelen ser usuales en algunas investigaciones arqueológicas. Las diacronías o etapas en un mismo lugar son una realidad y existen, producto del aprovechamiento practico, reciclaje que los antiguos canarios realizaban cuando cambian el uso de la zona por razones económicas, estratégicas, decadencia etc. como sigue ocurriendo hasta en la actualidad, es lícito demostrar y aclarar las fases de un lugar que frecuentemente aparecen como sincrónicas en ciertas opiniones y publicaciones, errando y confundiendo la propia investigación.



LOS CASERONES

El Goro más notable

La gran cuenca hidrográfica de Gran Canaria está formada por numerosos valles y barrancos que desde el centro de la isla confluyen en el valle de la Aldea, con una desembocadura costera flanqueada por cadenas montañosas en el extremo más occidental de la isla, que es una amplia playa pedregosa con charcas o marciegas aledañas con aluviones, cañaverales, calas de arena y suaves lomas al norte junto a la orilla del gran barranco, donde se sitúa el importante conjunto arqueológico de superficie llamado “Los Caserones,” topónimo derivado por las numerosos goretes o casas que arruinadas habían quedado de los antiguos canarios.

A finales del siglo XIX, y principios del XX, los autores René Verneau y Grau Bassas, tuvieron la gran suerte de ver dichas ruinas y destacaron:

Grau Bassas opinó; que, "allí se reconocía, la existencia de un pueblo muy numeroso", allí aparecen...las construcciones que he venido llamando goros; pero de mayor tamaño (10 y 12 metros) y, en número que estimó, de 800 a 1000."Entre estos goros, aparece uno más notable que llaman los naturales la iglesia y consiste, en dos goros reunidos, y precediendo a sus entradas una gran cerca, con su vestíbulo orientado al mar.

Opina también Grau sobre necrópolis en Caserones en la margen izquierda del barranco a la altura de las construcciones ante dichas y muy arrimadas al río.

Los cultivos de tomateros en los lomos terminaron de arruinar gran parte del yacimiento arrasando casas y necrópolis, como ejemplo de esta época y según me contó un señor de la zona,... se apilaron numerosos huesos humanos para quemarlos y durante la cremación iba mermando la altura poco a poco. Y es éste parte del dramatismo anticultural que aún no ha terminado y quisiéramos que se finalice de una vez, ya que no está suficientemente garantizado la protección de los restos de los restos, como la visita a dos casas cruciformes restauradas y esta necrópolis aledaña del Lomo Caserones.


Playa de la Aldea - Caserones en plena fiesta del Charco, en el recuadro rojo Lomo Caserones


Tras realizar excavaciones en los años 70 y 80; se han podido datar algunos puntos de este conjunto, por el C14. En el túmulo de Caserones, dio 810 DC. Otras estructuras habitacionales han aportado 60 DC.

Posterior a estas excavaciones dos grandes atentados, uno junto al mirador arrasando parte del poblado y el otro al pie del lomo de Caserones o del Carmen.

El tema de interés que nos va a ocupar, es uno de los puntos más altos del conjunto, situado en la cima de un lomo desde el que divisaba el gran poblado de casas y sus necrópolis.


Necrópolis - Túmulo y cistas, el resaltado es la trayectoria circular de la antigua casa.


Durante la primera excavación llevada a cabo por Mª de la Cruz Jiménez Gómez y Mª del Carmen del Arco Aguilar en 1977, no se percataron de la anterior estructura habitacional, ignorando la diacronía o etapas que allí existían.

Posteriormente se procedió a la limpieza-excavación a cargo de Luis Díaz Melían en 1996 encontrándose en un estado de conservación deplorable, tras casi 20 años de abandono, con el fin de delimitar bien su extensión para protegerlo y acondicionarlo, quedando como atractivo principal en el centro de un pequeño parque, rodeado de jardines y torretas de piedra junto al pequeño barrio de casas actuales.


A continuación, se inició su restauración por el autor de este artículo en el mismo año, y tras ésta hubo otra campaña de excavación de vv.aa. en el 2000, aclarando mas la fachada oeste y puerta de la antigua casa circular asi como la tumba nº6 y la supuesta nº 7.

Asimismo una vez restauradas las estructuras de piedra, en el año 2002, se procedió a la introducción a tamaño natural, de tres reproducciones de esqueletos adultos en la posición original en que aparecieron, con el fin de ayudar a la comprensión del conjunto arqueológico, protegido y visitable, gracias a la iniciativa municipal del M.I. Ayuntamiento de San Nicolás de Tolentino, y de la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias.

Posteriormente se han excavado tres depósitos funerarios más por el técnico del Cabildo Javier Velasco Vásquez que son los nº 4, 5 y 6, el cual no esta de acuerdo con la evidencia de que existió una casa anterior a la necrópolis.


INTERPRETACIÓN ARQUEOLÓGICA.

Durante el transcurso del proceso de excavación y restauración, bajo la inspección del Cabildo, percibimos una serie de señales constructivas de las cuales la más llamativa era la pared curva de la cista principal, cuando debería ser recta, lo que me llamo poderosamente la atención, planteándome nuevas interpretaciones, con una serie de nuevos descubrimientos; en este sentido dimos respuestas, no solo a la pared curva sino a otros puntos interrogantes, culminando y observando tres probables etapas por las que atravesaron cronológicamente esta pequeña necrópolis en la cima del lomo de Caserones :


- En principio se trataba de una casa o estructura habitacional circular de 4 metros de diámetro al margen de cualquier necrópolis.


- Se trata de un muro en la cota más baja en forma de L, probablemente sea parte de una antesala o plataforma de nivelación de la casa, inclinándonos más para la primera, su lado oeste parece parcialmente desmantelado para realizar un posible enterramiento que se adosa a la pared interior de este muro.


- Se abandona y reutiliza la vieja estructura habitacional creado un área de enterramiento con las piedras de la propia casa, desmantelándola parcialmente sobre todo en la mitad este para ir acondicionando los primeros enterramientos.


- Se incrementa el área de enterramiento con otro tipo de piedras redondeadas, procedentes del barranco o playa por la escasez de las más cercanas.

Como signos a favor de la estructura habitacional primitiva, o casa, tenemos:

(En el dibujo que incluimos arriba ésta etapa aparecen sus elementos en color rojo)

Recreación ideal de la casa circular con su plataforma de nivelación o antesala antes de convertirse en necrópolis, el piso interior gris estaba formado por un pavimento de pequeños cantos rodados, también se encontró uno de los cuatro agujeros para cimentar los postes junto al hogar estufa.


LA CASA CIRCULAR

1.- Los antiguos canarios iniciaron una excavación en la loma para nivelar el terreno, con posterior recubrimiento de piedras del talud excavado, que abarcaría la mitad trasera de la estructura, formando así con la otra mitad delantera, una pared interior circular de poco más de 4 metros de diámetro con la puerta orientada al sur, a modo de casa semi-honda, y en su mitad sur o delantera, la nivelación del suelo de la estructura sobresale por encima del terreno original, que se formó a base de rellenos contenidos por la elevación del muro delantero. De ahí que podamos ver parte de su fachada exterior, como ocurre en muchas estructuras habitacionales de la isla, que estén en terrenos inclinados, donde la mitad del pavimento de la estructura, se excava y la otra mitad se rellena; actualmente sólo se conserva poco más de la mitad Oeste.

2.- Los materiales arqueológicos que quedaron, son los típicos de la etapa habitacional y son: los fragmentos cerámicos pertenecientes a vasijas, que no presentaban notables diferencias tipologías con la característica de la cerámica clásica aborigen, las herramientas líticas, y los huesos y restos malacológicos pertenecientes a la dieta, que fueron encontrados mezclados entre los enterramientos y como parte del material de relleno de los muros del propio túmulo, así como en el típico vertedero disperso en los aledaños más próximos.

Por ejemplo, bajo el pavimento de lajitas del enterramiento nº1 se encontró un fragmento cerámico, así como lapas junto a las tibias del enterramiento nº 2, y un lasca de obsidiana en las cercanías del enterramiento infantil nº 4, así como otros materiales de las anteriores excavaciones.

Estos mismos materiales en las investigaciones, aparecen publicados como procedentes de "ritos funerarios" lo que es un error de las anteriores investigaciones, ya que en la actualidad no se reconoce la superposición a la estructura habitacional, ni la procedencia diacrónica de estos materiales que no tienen nada que ver con rito alguno ya que simplemente proceden de la casa.

3.- Agujero para poste, entre las cistas 3,2 y túmulo 1, existe un agujero de poco mas de 10 cm. de diámetro con una piedra en el interior en forma de cuña, que ha sido interpretado erróneamente como "hogar ritual" en 1977 ya que se encontró asociado a cenizas. Probablemente existan más agujeros bajo la pared ancha del túmulo o enterramiento principal. Las cenizas probablemente proceden de un hogar-estufa que estaba cercano y que estaría en el centro de la estructura circular, como se ve en el dibujo de recreación ideal, ahora bajo el muro del túmulo quedado oculto hasta el presente.

4.- Pequeños guijarros en el nivel del suelo. Éstos pertenecen a los restos del viejo pavimento, acumulados en parte en el pasillo de la puerta por ser la parte más baja de esta estructura circular, estos se encuentran caídos por la inclinación probablemente desde el interior después del desmantelamiento. No obstante, también la zona de entrada pudo estar pavimentada. También en el extremo oeste, junto a la cista 2 apareció un guijarro in situ pulido en la parte superior producido quizás por el trasiego humano, como se puede constatar igualmente en las pulidas piedras de los caminos empedrados. Con toda probabilidad se encuentren más de estos guijarros in situ bajo los mismos enterramientos o entremezclados con otros restos de los muros funerarios.

5.- Muro exterior de la casa circular, en la mitad trasera o norte y este está perdido, y donde mejor se observa es en la fachada que quedo enterrada, donde se conservan dos piedras superpuestas junto al lado oeste de la puerta. Muy posiblemente se trate de los pocos restos perimetrales del muro exterior que todavía se conservan. En este punto faltan zonas por excavar con más precisión, desconociéndose si éste continúa.

En la zona central, se observa la Puerta orientada al sur como se aprecian en cualquier estructura habitacional de la zona, la cual conserva piedras a ambos lados separadas por un estrecho pasillo, en cuyo suelo aparecieron los mencionados guijarros acumulados.

6.- La elección de un tipo de piedra diferente a los cantos rodados, que son abundantes en otras estructuras, nos sugiere una selección o modo distinto en la fabricación de muros de casas de otras épocas, también es posible que en las proximidades abundara este tipo de material, excluyéndose en este caso la traída de otros tipos de piedras a este lomo en esta etapa.

7.- El Muro, tiene planta en forma de "L", y esta frente bajo la puerta pudiendo pertenecer a parte de una antesala o plataforma de nivelación exterior de ésta estructura circular construido en etapas posteriores. Aparece parcialmente desmantelado en sus extremos, especialmente el extremo oeste con una acumulación adosada de piedras a la pared interior formando un rectángulo con cierta curvatura en su pared este, pudiera interpretarse como otro probable enterramiento, en este caso el nº 7 o ser parte del relleno de nivelación de una plataforma exterior delante de la puerta. Los restos esparcidos, pueden pertenecer a la continuidad del muro desmantelado para la fabricación de estos enterramientos ya que se observan pequeños tramos de hiladas y muros derruidos, sin poder precisar más ya que esta zona está sin excavar completamente.

Fue reutilizado recientemente y quizás desmantelando parcialmente superponiendo sobre el ángulo o L un receptáculo o caseta para animales desde hace más de 50 años, confirmándose cuando se excavó, ya que su espacio interior y alrededores se hallaron materiales muy recientes y parece ser que esta nueva construcción no afecto a los depósitos funerarios ya que no aparecieron evidencias de cistas desmanteladas ni destruidas, y si algunos pequeños agujeros típicos de interiores de hábitats, evidenciado que pudo ser una antesala exterior que una plataforma a no ser que que la procedencia de éstos sea de dicha caseta, o que el relleno de la posible plataforma fuese atravesado llegando al sustrato dejando los agujeros.

Situación de los depósitos funerarios en cistas sobre las estructuras anteriores

CISTA DEL TÚMULO



INDIVIDUO Nº 1 en  (HOMBRE- 45 AÑOS) en la cista  del Túmulo
LA PARED CURVA DERECHA PERTENECE A LA CASA PRIMITIVA, EL PAVIMENTO DE LAJITAS ES EXCLUSIVO DE ESTE DEPÓSITO PRINCIPAL 

(El jalón o vara de colores blanco y rojo es para medir, cada color son 10 cms.) El muro curvo de la derecha pertenece al interior de la casa circular y el muro de la izquierda y primer plano pertenecen a la adaptación posterior para el depósito funerario sobre un pavimento de pequeñas lajas. Eligiendo la parte más estrecha y protegida para el reposo de la cabeza.

1º Tiempo: se realiza una cista con sólo dos muros, añadiéndose a la parte interior más alta de la casa circular conservada, ya que el resto estaría más arruinado y deformado, al aprovecharse la cara interior curva de la vieja estructura, a modo de muro lateral, pavimentándose el suelo con pequeñas lajas y quedando una amplia cista.

2º Tiempo: la cista interiormente se estrecha al ser muy ancha, añadiendo grosor con una nueva hilada y relleno de piedras a su pared sur y ocultando la anterior cara, así como parte del pavimento de lajas.

Existe la posibilidad de que la cista se estrechara porque la piedra o madera para su cubierta le faltara longitud necesaria, es extraño que no se ocultara el lado curvo o simplemente existieran por motivos prácticos.

A continuación se hace la inhumación, depositando el cadáver de cúbito supino alargado, orientando su cabeza al Oeste o hacia el mar. En la publicación de su excavación se menciona esta posición con las piernas flexionadas, existe también la posibilidad del movimiento de huesos producidos por roedores en el interior, notablemente manifestada en la mitad inferior, así como de huesos de falanges de la mano que fueron introducidos en las ranuras del estrechamiento de dicha cista.

Muro límite exterior: (línea discontinua amarilla) Corresponde al típico primer escalón de forma curva, paralelo al segundo escalón o muro interior formado con piedra de menor tamaño (línea discontinua azul). Entre los dos muros se creó un gran grosor, que rodeaba la cista central, formando el típico túmulo escaleriforme de planta circular o elíptica.

Conservándose sólo lo que estaba protegido en el interior del círculo de la vieja estructura habitacional, ya que el resto se situaba más alto y sobre la superficie natural del lomo, lo que permitió que fuese más fácilmente erosionable, ya que en este punto el suelo es rocoso y no hay acumulaciones importantes de tierras que oculten y protejan el paramento norte.

Las Piedras.-

Junto al túmulo nº 1, existen tres cistas paralelas, 3, 4, 5 incluyendo uno infantil, que parecen haber aprovechado parte de las piedras de la vieja estructura, ya que son de tipos parecidos. Por esa reutilización, existe una ausencia de piedras extraídas en la mitad oriental de la estructura circular, ya que el resto de los enterramientos 2, 6,7 no responden a esta tipología, al estar fabricados con grandes cantos rodados distintos a los demás. Esta evidencia nos sugiere que pueden ser mas tardíos y probar que cambiaron las piedras, recurriendo a otra zona de extracción para la construcción de nuevas cistas, como ocurre con la cista nº 2, que se construye de forma distinta, adosándose en otra posición al exterior junto al pie del túmulo.


La aproximación de los depósitos funerarios a una o varias cistas de túmulo principal, lo podemos encontrar en otras necrópolis de este conjunto arqueológico de Caserones y en otros muchos de la isla, llamando la atención que los depósitos funerarios más próximos sean tres mujeres entorno al túmulo principal donde se depositó a un hombre maduro .

INDIVIDUO Nº 2 (MUJER -21 a 23 AÑOS), OBSÉRVESE QUE LA CISTA ESTA MUCHO MENOS CUIDADA QUE LA PRINCIPAL Y OTRAS.  La cabeza y los pies de esta joven mujer estan apoyados con piedras .



Aprovecha como el enterramiento nº 1 una pared de otra estructura donde queda adosada, en este caso, el muro exterior del túmulo principal erigiéndose en la cabecera, siendo su orientación Norte-Sur, por lo que es el único enterramiento con esta orientación en la necrópolis. Su fabricación con grandes cantos rodados responde a una 3ª etapa.

Se resalta en este esqueleto la posición de la cabeza, que está acomodada sobre una piedra y los pies juntos apoyados en piedras una a cada lado como se observa.

INDIVIDUO Nº3 (MUJER MADURA)

Es uno de los enterramientos paralelos más próximos al principal. La orientación del esqueleto es la contraria al enterramiento principal, como lo prueba la orientación del esqueleto al Este.

INDIVIDUO Nº4 (INFANTIL 1 mes aproximadamente)

Es uno de los cuatro depósitos funerarios paralelos entre dos adultos especialmente unido al Nº 5, aprovechando parte de las piedras de éste por un lado, depositándose con su cabeza al Oeste y adaptando el cuerpo del neonato o niño al  hueco triangular formado por unas tres piedras entre ellas una perteneciente a  la pared interior de la casa circular como se observa en el dibujo, antes del descubrimiento de los restos óseos apareció en el relleno una lasca de obsidiana.

INDIVIDUO Nº5 (MUJER)

Mujer orientada de la misma forma que el depósito - 3 con la cabeza al este, de los cuatro enterramientos descritos, éste se realizo en el relleno interior del muro de la vieja estructura o casa, aprovechando la cara plana posterior de la piedra derecha del pasillo de entrada, que es el extremo interior de la cista próximo a los pies.

INDIVIDUO Nº6 (X)

Esta fuera de la antigua estructura habitacional y su construcción pertenece a la 3ª etapa. Es el único enterramiento completo que conservaba la cubierta intacta formada por grandes cantos rodado, al parecer escaseaban las lajas.

PROBABLE DEPÓSITO FUNERARIO Nº7

No lo sabremos con seguridad hasta que se excave o levanten las piedras, parece la parte baja del túmulo que cubre un posible depósito funerario o cista y es evidente que es posterior al muro en L ya que esta estructura se adosa al parcialmente muro desmantelado.


RESUMEN

1ª- Etapa: es la propia estructura circular de habitación con sus materiales cerámicos, líticos y los procedentes de la alimentación como los huesos de animales y conchas de mar

2ª- Etapa: los depósitos funerarios 1 - 3 - 4 - 5 pertenecen a la, que aprovechan las piedras de la vieja estructura habitacional circular. Por su parte, los

3ª-Etapa: enterramientos 2 - 6 – 7? pertenecen a la de construcción, beneficiándose de los abundantes cantos rodados de los aledaños, al agotarse el resto de piedras más cercanas.

 
Los huesos humanos

En las cistas nº 1, 3, 5 paralelas y de la misma época, aparecieron huesos pequeños muy movidos, debido probablemente a que tanto la calidad de sus paredes como su cubierta impidieron durante un tiempo la rápida introducción de tierras, pero no así de la entrada de roedores en el interior, que ocasionaron tales movimientos. Ejemplo contrario se observa en la cista nº 2, donde las juntas de sus paredes son de peor calidad debido al tipo de piedra utilizado, dejando introducir con mayor rapidez las tierras, apareciendo mejor conservada la posición inicial del esqueleto sin grandes movimientos, . Falta por confirmar la 6 y la probable cista - 7. Los cráneos de la 3 y 5 no aparecieron, se perdieron al sobresalir en un tiempo y ser parte de la erosión de esta zona este.

CONCLUSIONES

Se trataba sin duda de una estructura habitacional circular de 4 m. de diámetro, probablemente vivienda de otra etapa de tipología antigua con un pavimento de pequeños callaos, con hogar-estufa central, rodeada de dos a cuatro agujeros para postes para sustentar un techo cónico con salida de humos por la parte superior y con la puerta orientada al sur como se observa. Se halla semiexcavada a un metro al sur de la cima de Lomo de Caserones, ubicada entre dos barranquillos.

Las razones del cambio de uso de esta estructura por una necrópolis las desconocemos, pero podemos aventurar algunas hipótesis:

A: Se produce una reestructuración del poblado debido a un aumento demográfico u otras razones de tipo climático, quedando una vieja estructura en lo alto de una loma en desuso, aprovechándose sus ruinas como necrópolis de otras viviendas más evolucionadas y próximas. Ejemplo de ello son las casas de la Caletilla y otras mencionadas por Sebastián Jiménez Sánchez en los años 40, sobreponiéndose así, una etapa constructiva a otra, formándose una clara diacronía en el tiempo en un mismo lugar. En sus principios las mismas piedras de la vieja estructura, fueron cambiadas por otras más grandes originarias de playa o barranco.

Es más probable la reutilización sobre una estructura habitacional circular que sobre restos de una casa cruciforme, entendiendo que la tipología de planta circular o de paredes curvas es de otra época más antigua, así como la constancia del rito tradicional de enterramiento. Parece ser más una transición interna que una decadencia del momento de la conquista.

B: La desestructuración del poblado, improvisando un cementerio de urgencia por el progresivo abandono de la costa para huir hacia el interior de la isla en momentos de la conquista y colonización. Por lo que podrían pertenecer a esta época los últimos enterramientos de la 3ª etapa ya que la posición de estos es más irregular.

LA RESTAURACIÓN


Tras el abandono de la primera excavación se perdieron numerosas piedras solo mediante la consulta de los planos y fotografías de la memoria de excavación se pudieron reponer, separando en vertical con una capa de polietileno negra las piedras y tierras repuestas de las originales. El muro en L no fue repuesto, solamente consolidando con acetato de polivinilo la totalidad de las tierras superficiales del interior que eran más endebles. También hubo consolidaciones temporales en otros puntos a fin de ultimar la totalidad de la excavación.


Reproducción del depósito INDIVIDUO - 1 

Reproducción del depósito INDIVIDUO - 2

Reproducción del depósito INDIVIDUO - 3


Zonas restauradas
Las piedras indicadas en el dibujo color rojo, azul, rosa, naranja, gris, y violeta son la totalidad de las que existían tras la primera excavación, habiendo desaparecido las de color rosa, que fueron repuestas durante la restauración.


Las de color azul pertenecen a los enterramientos. Las pequeñas lajas naranjas corresponden al pavimento funerario de la cista 1 y las violetas se encuentran por precisar si pertenecen a la estructura habitacional o al túmulo. La de color gris es la mayor piedra y puede pertenecer a un desmantelamiento inicial del túmulo.

La estructura tumular también se repuso y consolidó una segunda hilada sobre los muros originales ya que se perdieron tras la primera excavación que son las piedras azules con puntos rosa. Y tras la restauración de la estructuras en general, se incluyeron la reproducción de tres esqueletos en las cistas 1,2 y 3 en la posición original en que aparecieron.





Depositando las reproducciones in situ durante los Trabajos de Restauración









Bibliografía:

M ª C. Jiménez Gómez, M ª del C. del Arco Aguilar, Revista Tabona n º 3 - 1975-76 El Lomo de Los Caserones, Nueva Estación tumulares en San Nicolás de Tolentino (Gran Canaria)

Manuel García Sánchez, M ª C. Jiménez Gómez, M ª del C. del Arco Aguilar, Anuarios de Estudios atlánticos - 1980 Paleopatología en enterramientos túmulares de S. Nicolás de Tolentino (Gran Canaria)


Texto e Ilustraciones:  Francisco L. Peinado  Rodríguez  

5 comentarios:

DORAMAS dijo...

Ae que cuesta mucho tiempo, preparar el post, pero cuando pones algo, se te agradece sinceramnte.
Haces que nuestra histoira nos entre de otra manera mas amena y agradable.
Felicidades.

CHOPINGO dijo...

Gracias.
Pido disculpas por nunca llegar a este blog.

Intentare dar a conocer esta maravilla de blog.
Y lo que dice Doramas es verdad.

Anónimo dijo...

Hola he caido aqui por casualidad y me ha parecido un blog muy interesante aunque algo complicado para los que no tenemos conocimientos previos. Quería pedir una cosas si es posible, tengo 30 años y siempre he querido saber más de la cultura aborigen ya que en el colegio no aprendimos nada cosa ue me parece horrible, que libro me podrias recomendar tengo el natura y cultura de toda la vida pero neesito algo que hable sobre usos y costumbres y teorias acerca del origen delos guanches, algo que sea ameno y actualizado que pueda regalar a mis amistades.
Muchas gracias.
Guacimara Santana.

Pino Cabrera y Tino Prieto dijo...

Saludos Paco.
Felicitaciones por el blog y la enorme divulgación cultural.
Te avisaremos para el Beñesmer y para programa Encuéntame en las Ondas, de Radio Guiniguada.
Un fuerte abrazo.

Mávilo Sosa dijo...

Hola de nuevo. Me ha quedado la duda de la datación de los enterramientos, si hay pruebas de c14 que los sitúen, si son del 60dc o del 810dc. Si eran nobles, me imagino que sí. Tambien sería interesante una reconstrucción virtual de ese poblamiento de entre 800 y 1000 casas que destaca Grau Bassas. También me parece interesante para ello el apoyo gráfico del google earth, con sus fotos satélite. Ánimo.