sábado, 29 de septiembre de 2012

NUEVO SANTUARIO DE LOS ANTIGUOS CANARIOS


Este lugar nunca se ha investigado con la suficiente profundidad, algunos de estos sitios pasan desapercibidos por su camuflaje y sencillez, habiendo llegado a esta interpretación tras un análisis espacial comparativo con otros lugares y elementos paralelos, lo que sugiere una nueva visión, es por lo que renovamos para este sitio un nuevo aporte y  nuevo descubrimiento para la investigación arqueológica Gran Canaria, ya que se desconocía para este lugar un sentido religioso. 




Recreación ideal y orientación del santuario y su altar hacia el solsticio de verano  

Las características espaciales y su estratégica posición hacen de este lugar un conjunto muy especial, ya que se sitúa en los altos y en el borde visual entre comunidades de los antiguos canarios mirando como otros al naciente, requisito necesario para la devoción del sol, es por lo que se justifica  y se adapta a la zona una infraestructura necesaria para la continuidad cultual en dos tiempos.

 Hay que señalar que  también podría existir  la posibilidad que el primer tiempo sea una decadencia de un apogeo invirtiéndose los tiempos.   

PRIMER TIEMPO: El extremo norte, es la zona más alta del conjunto son unos pequeños promontorios rocosos donde algunos en su cima contienen cazoletas y canales con agujeros en las paredes, así como senderos al pie de ellos que incluyen tramos de peldaños labrados y superpuestos con piedras. En el saliente central, aparece una pequeña plataforma de 2 x 2´5 m. circular de suelo cóncavo e irregular,  sobre la cual existe  una pared de 2´20 x 1´20 de altura con 4 canalillos que caen de la cima y laterales  y discurren por ella uno a cada lado y dos superiores sobre 4 agujeros en pared distribuidos con cierta simetría dos a cada lado en distintas alturas y uno más bajo en el centro, bajo el cual existe un hueco como posible estante.


A cada lado y en otros salientes próximos una cazoleta aislada en la cima más al norte y otros dos uno con canal corto adosado en el otro extremo más al sur.

En general este punto pudo ser usado en otras épocas, quizás como ritual más primitivo por la sencillez y aspecto más tosco, hasta que se consolidó en un segundo tiempo con la demanda y posicionamiento estratégico con  la mejora de nuevas  instalaciones continuando la tradición ritual de la zona.

Esta parte central con los canalillos y agujeros, parece orientarse mas hacia el solsticio de invierno aproximadamente, aunque también se puede divisar toda la oscilación naciente, lo que nos sugiere que es un sencillo y humilde altar de libaciones y ofrendas brindando al sol.

Uno de los extremos de la  zona y otras han sido dañadas por desmontes recientes aunque no es probable que hayan dañado cazoletas y canalillos ya que no eran promontorios sino laderas al pie de ellas.

Más abajo,  existen  juntas dos cuevas artificiales de habitación con una alcoba a la derecha cada una, han sido alteradas para reutilizarlas recientemente. Por otro lado y por debajo de estas cuevas y según fotos antiguas hay un gran corral de contorno irregular, que actualmente se encuentra semiderruido y semiculto por la vegetación de probable procedencia etnográfica sin poderlo precisar con seguridad en este momento.


Sobre estas cuevas a la derecha una gran estructura de piedra H y explanada que a continuación mencionaremos, se va un andén con tramos escalonados artificialmente, en el tramo medio y en la pared rocosa se ha labrado el fondo de habitáculo cuadrangular poco profundo y  que estuvo techado por el agujero de la derecha y con probables muros delante hoy desaparecidos,  al final de dicho anden una cueva de habitación aislada con encaje para bastidor y cerramiento en su entrada y a su pie un desagüe hacia exterior, desde aquí se podría bajar  a otro pequeño anden inferior con abrigos naturales. 


Plano general de la Casa de Oración 


SEGUNDO TIEMPO Templo: Almogaren - Atorina -Tamogante  

Es la zona central del conjunto en general, como vemos sobre estas líneas, la explanada mencionada de la cima en la cresta rocosa junto al andén anterior, se halla la estructura  importante y una explanada de muy posible uso ceremonial, dando valor al conjunto como eje principal de las actividades.


Se compone de un hábitat H con la puerta frontera  y contigua al andén y a la plataforma exterior como lugar ceremonial.

El primero es una gran estructura ciclópea ( H ), hábitat al abrigo de la pared rocosa labrada, de unos 4´25 m. - 4´40 m. - 4´60 m. de ancho x 7´55 m. de largo de espacio interior que estuvo techado ,  por el otro lado  grandes piedras hincadas verticalmente con un gran muro de unos 2 m. de ancho, con esquina curva en el exterior de su trasera, bajo éste y al exterior a 2,40 m. distante otro gran muro de contención principal que se alarga casi recto unos 32´40 m., conteniendo y formando éste una plataforma nivelada, con un espacio interior de menos de 10 x 6  metros, destacando principalmente en el borde del acantilado una pared rocosa de baja altura sobre la cual existen unos salientes A-B, bajo y entre estos existen agujeros artificiales irregulares algunos naturales que nos recuerda al otro altar mencionado, entre los que destaca a ras del suelo y la izquierda un grabado o relieve de unos 30 cm. de largo en forma de ” ojo con sus párpados pero sin el iris ni pupila “encima tiene un rebaje alargado como “ ceja“, junto a unos 6 pequeños agujeritos a la derecha, si no es posterior o etnográfico es sumamente importante y nos llama poderosamente la atención ya que no se conocía este detalle en la isla.




Interesante y novedoso relieve en lo que pudiera ser parte del altar como se ve en el dibujo arriba, en el plano lo señala la flecha A

El relieve y agujeros centrales, en el plano están incluidos entre las flechas A-B. Este curioso símbolo y estos curiosos agujeros parecen tener cierta simetría , están entre y bajo dos pequeños salientes del borde superior que parecen limitar la abertura a la visión del horizonte que de pie sobre el pavimento se puede observar al naciente y que se orienta claramente hacia el solsticio de verano, ( flecha roja ) aunque también fuera de la abertura podemos ver toda la oscilación solar naciente lo que probablemente ha hecho demandar a las comunidades aborígenes éste lugar como estratégicamente importante para este culto canario de adoradores del SOL de las comunidades mas próximas.

¿ Para qué estos agujeros ? excepto canales y el relieve es común en los dos sitios con cierta simetría, es posible que se trate del propio altar, quizás sean apoyadores para incrustar palos y apoyar estantes  o alguna figura de madera para el ritual, “el ojo” grabado de momento tiene difícil interpretación, si podemos asegurar que estamos ante una Atorina o Casa de Adoración.


Aventuradamente el lugar nos recuerda el sentido del jeroglífico egipcio Ajet, El Horizonte, con su sol naciente en el centro, y su grabado similar al  jeroglífico fonograma (R) la Boca abierta como podemos ver en la  fotografía de arriba.

Como vemos en el dibujo, al pie de la pared a su izquierda junto al “ojo,” parte un pequeño trozo de muro de tres piedras que se curva hacia el interior no ocultando los agujeros de la pared en su lado izquierdo, (en el plano son las dos piedras verdes) que dan limite a esta zona, el pavimento de la plataforma cultual al estar oculto por un pequeño relleno de tierras, piedras y plantas no sabemos cómo se comporta al pie de la pared con sus agujeros y grabados, éste podría contener zanjas, cazoletas y canalillos o simplemente nada,  y en la zona derecha  solo se ve un posible rebaje entrante sin piedras o muro.

Al estar la  Plataforma cultual o ceremonial junto a un hábitat ( H ), guarda un cierto paralelismo con el almogaren de Cuatro Puertas, ósea abrigo o hábitat junto cámara ceremonial en este caso plataforma, y no descartamos una cámara ceremonial circular por la curvatura del muro de dos piedras, y que en su pavimento pudiera existir una zanja circular con agujeros o alguna cazoleta con canales, aunque eso depende de la época cultual por lo que  no podemos asegurarlo ya que es necesario una limpieza y excavación previa.

Pocos metros  al sur o a la derecha, una gran piedra hincada verticalmente y otras caídas que pudieron ser el límite y cierre de este mismo templo, pudiendo tener unas dimensiones  junto con la estructura habitacional  H, de unos 30 m. de largo por 8 m. de ancho aproximadamente y en total.

Es posible que parte de sus muros fueran desmantelados lamentablemente por las obras y reutilizaciones cercanas.

En el extremo sur,  la  cueva  mayor del conjunto de unos 5 x 5 m. de espacio interior , aislada con pasillo angosto de entrada y silos laterales, en su interior marcas de cerramiento y labrado inicial de dos silos de pared, un posible silo o dormitorio de 1´90 x 1´30 x 1´60 de altura, un asa en techo típica de los graneros, muro de contención exterior para alargar el piso junto al borde con tramos labrados para cimentar el mismo. Esta cueva  bien pudo ser un hábitat, granero - almacén para el abastecimiento de las actividades religiosas.

También ha sufrido daños por reutilizaciones etnográficas en su fondo.

Entre los materiales del vertedero existen los típicos materiales aborígenes.


Francisco Peinado Rodríguez

Telde Noviembre 2011